Diez consejos para tener una lactancia materna feliz

Consejos para una buena lactancia materna

 Después de una larga espera, nueve meses, se aproxima el día, el bebé va a estar en nuestros brazos. Nuestro cuerpo se prepara durante todo el embarazo para después del parto iniciar la alimentación. Lo que es un acto fisiológico y fácil, algunas veces se complica, aquí tenemos unas herramientas básicas que debemos conocer para asegurarnos el éxito en nuestra lactancia materna.

1. BENEFICIOS

La leche materna ayuda a nuestros bebés a crecer con salud, tienen menor riesgo de padecer enfermedades, ayuda al establecer el vínculo materno y colabora en el desarrollo neurológico. También tiene ventajas para la madre, como reducir el riesgo de cáncer de mama y ovario y mejor recuperación postparto.

2. LA FORMA DE MIS PECHOS

Existen multitud de forma de pechos, pezones y areolas entre todas las mujeres, todas tenemos la capacidad de lactar, cuando el pezón se presenta poco protuberante o plano, debemos prestar mayor atención al agarre, el bebé será el encargado de hacer que el pezón protruya y se acondicione para una buena lactancia materna.

3. LA POSTURA

Para asegurar un buen agarre debemos asegurarnos que el bebé tenga una gran porción de pecho en su boca, por esto, es importante que abra bien la boca para cogerlo, roza el labio superior con tu pezón, cuando abra mucho la boca debes acercarte al bebe al pecho. La barbilla y la nariz deben estar bien pegados al pecho, y fíjate en que se vea el labio inferior volcado hacia fuera. Las mejillas del bebé están redondeadas al mamar y se puede oír como traga.

Recuerda que no debe doler, una buena postura al colocar al bebe va a evitar la aparición de grietas, si estas aparecen quiere decir que el agarre no es el correcto y que debemos corregir la postura.

Algunas veces la subida de la leche, provoca que los pechos se pongan duros dificultando que nuestro bebé se agarre, lo podemos solucionar vaciando un poco el pecho antes de ofrecérselo.

4. CONTACTO PIEL CON PIEL

Se llama al primer contacto que tenemos con nuestro bebé, aprovechamos el fuerte instinto con el que nacen para favorecer la primera toma de pecho. Él solo buscara el pezón y comenzara la succión, esta primera toma va a favorecer que el bebé aprenda a mamar, que se reduzca el sangrado de la madre y la expulsión de la placenta. Tras las dos primeras horas de vida, suele quedar adormecido varias horas.

lactancia materna

5. FRECUENCIA DE LAS TOMAS

Es importante respetar el ritmo del bebe y dar el pecho a demanda, esto quiere decir siempre que el bebé quiera y todo el tiempo que quiera, a modo informativo deben hacer entre 8 y 12 tomas en 24h. Las tomas al principio pueden durar hasta 30 minutos, cuando el bebé se hace más experto en cinco minutos tienen suficiente.

El bebé sabe cuándo esta saciado, por eso es importante dejar que sea él el que decida cuando soltar el pecho.

6. COMPOSICIÓN DE LA LECHE

Muchas madres abandonan la lactancia materna porque su leche no era buena y se veía aguada, es importante saber que la leche al principio tiene mucha cantidad de agua y al final tiene mayor proporción de grasa, que le da el aspecto denso y amarillento. Esta grasa es saciante y hace que el niño suelte el pecho.

7. ¿MI LECHE ES SUFICIENTE?

Cuanto más mame el bebé, más leche tendrá la madre. No debemos interferir en el proceso de regulación entre la madre y el hijo, ofreciendo suplementos, agua u otros líquidos. Los bebes sanos no necesitan agua, incluso en los meses más calurosos.

Ofrecer chupetes a los recién nacidos hace que no pidan el pecho cuando lo necesitan y puede interferir en la regulación normal, además de provocar el síndrome de confusión tetina-pezón.

8. CRISIS DE CRECIMIENTO

Cuando el bebé tiene brotes de crecimiento, necesita un aporte extra de leche, esto lo consigue pidiendo pecho más a menudo, y así consiguen aumentar la producción. Muchas veces, las mamás lo interpretan como que se queda con hambre y recurren a suplementos de leche artificial. Afortunadamente sabemos cuándo suelen ocurrir estos brotes, se dan a las tres semanas y de nuevo a los tres meses.

9. VOLVER AL TRABAJO.

Existen distintas opciones para continuar la lactancia después del regreso al trabajo, una de ellas es que algún familiar o cuidadora te lo acerque, para amamantarlo en la hora del café o descanso, también puedes llevarlo a una guardería cercana y salir a darle el pecho. Otra opción es sacarte la leche y guardarla para que se la dé la persona que lo cuida.

Siempre es útil conocer los grupos de apoyo de lactancia en tu ciudad, para saber cómo lo hacen otras madres y reuniros para comentar vuestras dificultades.

10. RECUERDA….

  • No limpies los pezones más que con la higiene habitual.

  • Da el pecho a demanda, cada vez que el bebé quiera y el tiempo que quiera, tanto de día como de noche.

  • Evita el uso de biberones y chupetes.

  • Vigila la postura y el agarre del bebé.

  • Abusa del contacto físico con tu bebé, es a lo que está acostumbrado, después de nueve meses contigo.

  • Regula las visitas, éstas deben ayudarte y no dificultar dar el pecho a tu hijo.

Mª Elena Chaparro Penco

Matrona del Hospital Virgen del Rocío ( Sevilla)

Experta en lactancia.

A continuación os dejamos con un vídeo que pretende ser una ayuda para los primeros días de vida del bebé producido por la Unidad Materno-Infantil del Hospital de Getafe en 2008 para promover la lactancia materna entre sus pacientes.

Déjanos tu comentario

Todos los campos con “*” son obligatorios

Déjanos tu comentario

Todos los campos con “*” son obligatorios